lunes, octubre 11, 2004

11/10

..aún lo recuerdo y aunque a pasado el tiempo la visita de ese instante pasado…irremediablemente duele…octubre lleva tu nombre…los años han volado..nuestra ausencia se ha perpetuado…pero el amor alguna vez vivo…sigue de repente respirando…

…fueron miles de sucesos compartidos…todo un tiempo de novedades…de crecimiento acompañándonos…con frío y calor..primavera, invierno…contigo y sin mí…una total definición….

….y el final dolió…hasta lo más profundo..por su parentesco a lo irreal…por la aferración a las promesas…por el sueño del amor de las maravillas…que en los ratos de conciencia resplandecía como fracturado…dañado… pero se presentó la protesta de la costumbre, grito el cariño, se altero el tiempo compartido, nació el ego al saberse derrotado…y se dio inicio a una intervalo entre el amor…y el ya latinente desamor…

…conocí el sufrir por un amor, me acerque a la obsesión…le repele a la soledad…todo por no querer tomar el camino llamado “perder”: ..el amor, tu persona, compañía, la costumbre, los momentos…el juego, pleito, la lucha...

…y entre el aprender a dejarnos…y aceptar un final…cuántos abrazos…cuántas negaciones a la realidad…cuántas personas más entre nosotros….un día te vencía a ti mi ausencia…otro a mí…cuántos adioses…

Pero también el (des)amor se canso…la realidad se acerco…y con octubre la decisión llegó…o hemos de renacer el día en que nacimos…que nos hicimos juntos….pero con algunos años de diferencia….o dejaremos morir todo…

Llegó el 11/10 ambos con nuestra soledad ahora dividida, abrazamos nuestra sombra que aún caminaba en nuestros lugares…nos decidimos por el adiós…Octubre resaltó su tono gris, llovió a la par de mis ojos, el cielo a mi parecer se nublo...y aunque quisiste crear un retorno los días siguientes…no..el tiempo de lluvias siguió…

…con la misma luna de este mes…que sobresale entre todo el año…dije adiós…y corrí a refugiarme a los brazos inolvidables, reconfortantes e inigualables de la poética selva…donde se aparecía tu espíritu…insistente…y a pesar de la distancia…los medios que ahora nos contactan tan eficazmente…me hablaban de tu persona..te reforzaban en mi memoria…y se sintió duramente tu ausencia….todo escenario con el título de amor…me llevaba a tus brazos imaginarios….insistía tu fantasma… pero la tregua concluyó…aprendí lo que es un adiós…y una vez aceptado con todos los sentidos…renací yo…completa y eterna…


….y ya con tu gran lección…cuando el color azul borro lo gris…sin pedirlo, sin más apareció…otra versión del amor, se me presentó….y me avasalló…conocí una cara muy opuesta de ese sentimiento…nuevo, pleno, azul!


…el tiempo seguirá pasando…de ti sólo llevó el recuerdo, limpio porque el amor vivido borro lo oscuro…ignoro de tu fin…pero confió en que como a mi…la historia vivida te lleno de experiencia, te sano el corazón…y con suerte encontraste el amor igual que yo…
…en muchos momentos de felicidad a lo lejos te he agradecido todo lo que me enseñaste a valorar…a madurar…y hoy aunque estas letras ya no te lleguen…te agradezco por esa primer cátedra de amor…porque lo que vino después de ese adiós me completo…pero sé que sin tu presencia y vivencia…esta vida mía no sería igual….

…donde estés…te dedico esta luna…quizá la recuerdes roja…hoy lleva mi color...y dejo un adiós más a ese caminar que nos hacía parecer perpetuos a nuestra tierna realidad de creer el amor eterno….

LUNAZUL

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Por los minutos que demore en leer tu post me transporte a tu piel y la hice mia.. la nostalgia tuya me envolvio y me transporto a sitios y un nombre alguna vez amados, muchas veces añorados o llorados... y hoy... lejanos... y es que qué cualidad de escuela tienen esos amores, esos caminos alguna vez recorridos, de esos que dejaron en nuestra mente y corazón, tantas lecciones sin las que hoy no seriamos lo que somos.. me ha costado pero tras largos meses lo he valorado... tomar lo mejor de lo vivido para crecer, madurar, para ser mejor como hombre, como pareja...y para alcanzar un grado de maestría para cuando me llegue el momento de caminar de la mano con aquella que siempre será "mi compañera de equipo"... TQM... ta-K

Nahla dijo...

Creo que todos hemos pasado por eso alguna vez, y hemos regalado una luna a alguien pasado.