jueves, noviembre 30, 2006


Que no diera por un beso tuyo, fundirme entera en el olvido de tus brazos, vencerme ante la consciencia de nuestros cuerpos destados, sentir tu piel templando la mía, verme rendida en esto que un día le nombramos amor…

Ven, regresa que muero por desfallecer aunque sea un momento en ti.

Quiero perder la vida completa si es suficiente por que sean los últimos segundos en ti…no importa nada, fuese mucho o poco…lo arriesgo todo…pero devuelveme uno solo de esos instantes…que llevaban ese único y repetido nombre…AMOR.
LUNAZUL

2 comentarios:

fgiucich dijo...

Asì son las penas y penitas del corazón. Abrazos.

Vespaforlife dijo...

No te puedes hacer idea de lo que yo he llegado a hacer por un beso... quién no?

Un... beso!