sábado, noviembre 21, 2009

Crónica de un derrumbe.

Despierto, comienzo la rutina, mi pequeño al colegio, el trabajo, cuentas, pendientes, la comida, empezar a preparar la navidad, cerrando el día, de pronto Dios decide que se termine una farsa de mi vida, después de dormir a mi pequeño, descubro que mi marido me engaña, antier cumplimos 8 años de casados, unas horas después todo se acaba, el maldito celular no termina de desenmascarar al enemigo con el que me encontraba, termina por aceptármelo y decirme que fue su culpa que él invento que nos estábamos divorciando…………………………………….

Aún hoy y sé que por mucho tiempo no terminaré de explicarme, porqué, porqué…
Cuando decidí entregarme por completo, ser fiel, completa para él………recibo esto?
Se acabo la historia y me duele saber que entre las patas arrastro la vida de mi hijo.
Todo parecía tan de color de rosa, pero el príncipe saco lo sapo, tan amoroso, dedicado a nosotros que no entiendo cómo paso? No hubo aviso, alguna señal, de repente de la nada se desploma la vida y lo peor es que me siguen pegando bajo, durante el día de ayer, veo que no era con una sola persona el engaño, que la mentira y farsa era más allá de una persona y decido que es suficiente, ya no quiero saber más……….
En la caída a la dura realidad, va uno pegándose tan duro, que se pierde el umbral del dolor……….
Además hay que sonreír, mi niño es demasiado pequeño para entender de estos sin sabores, yo sabía lo que era el dolor, pero se olvida y creí, confié de nuevo en el amor, se me olvido que no es eterno, yo creía que estábamos en paz……..yo creía…..

Hace muchos años creí a ver vivido el desamor, y si fue así, pero es mentira que aprenda uno, que se aprendan de los errores, hoy estoy despedazada y esta vez no puedo salir corriendo, perdí la amistad con la soledad, si estoy latiendo lento…el ver a mi niño, indefenso y sin saber a dónde fuimos a caer me deja sin aliento…….tantas veces aconseje para el mal de amores...pero hoy no recuerdo nada, ninguna palabra, nada ayuda.
Y como si no tuviera suficiente, viene la etapa de descaro total, que como dicen, no los conoces hasta que llegas a un juicio de divorcio y no termino de entender porqué?
No puedo fingir eternamente con mi hijo, ni ocultarle la verdad, no sé cuáles son las palabras para explicar lo inexplicable, y encima viene él a decirme que por siempre llevaré en mi consciencia dejar al niño sin padre, cuando el que nos dejo fue él………..

Porque si decía que lo amaba tanto, porque herirlo de esta manera, entre nosotros que más da…pero porque a este inocente, porque fracturarle la vida, dañar su corazón, no se vale, y apenas hace 10 días le urgía tener otro hijo, cuándo dejo de sentir?, cuándo le nació esa maldad?

No sé que más siga en todo esto, no sé que voy a hacer mañana cuando mi hijo me diga que ya regrese su papá de viaje, no sé cómo explicarle, que voy a hacer cuando me lo pida, si por su corta edad y el no comprender, me diga que yo se lo quite…….cómo Dios mío? como evitarle las heridas, el sufrir a él?
No sé, quisiera a veces jamás haberme enterado, creer que es una pesadilla, que mi hijo no vas a sufrir, pero no puedo dejar de ver que es real todo que si es verdad, que aquí estoy parada sola y derrumbada.




LUNAZUL

5 comentarios:

A.L.Zarapico(hydro) dijo...

Creo que es mejor así, al menos ahora sabes la verdad, no dejes que utilicen a tu hijo contra ti,y no temas por su edad, te sorprenderías de lo que los pekes saben asumir.Ánimo y sigue adelante.

Luz dijo...

Lunazul
Siento mucho por lo que estas pasando, no te dejes abatir, piensa en tu niño y que es mejor tener padres felices separados que juntos en un engaño, no caigas, no lo dejes manipularte, si lo aceptas ahora lo hara por siempre.

Todo mi pensamiento para ti.

fgiucich dijo...

Crónicas de vida que son piedras que van apareciendo en el camino. Se que es fácil aconsejar desde afuera, pero siempre hay una segunda oportunidad. Que andes bien (especialmente por tu pequeño). Abrazos.

la kolorada siniestra dijo...

Azul, tranquila, los niños se adaptan con una facilidad y naturalidad que son sorprendentes, ya verás.Gracias por pasar por mi blog.

-Pato- dijo...

Me ha llegado tu dolor, y el momento de confusión y desesperación que estás viviendo.

Hace poco esto le sucedió a una amiga, después de 25 años de casados. Tenía la misma sensación de pesadilla que vos.

Todavía sos joven, hay vida y tiempo por delante y mejor vivir sin mentiras y sin enemigos en casa.
Tu hijo se va a ir amoldando a la realidad que le toca vivir junto a vos, no estás dejando sin padre a nadie, sólo estás poniendo las cosas en su lugar.
Tranquila Azul, que el tiempo lo cura todo.

Un abrazo.