sábado, octubre 11, 2008

11/10

Lates en octubre, te fugas en mis sueños, en las noches de lluvia que van desde las que compartimos hasta las que platique eternamente de ti a mi soledad.
El recuerdo sin poder evitarlo en estos días se entibia, y te sonrío y recuerdo con más ímpetu. Ignoro de que se trate pero como si fuese algo del más allá en estos 30 días eso que fue.. se afianza a mi piel, memoria, a mis párpados, piel y corazón.

Un principio y un final, una luna incomparable, una historia inolvidable en eso podría sinsetizar un 11/10, a 15 añossss hoy que conté me pareció increíble el transcurrir del tiempo, no se detiene, no hay tregua, ni reversa :(
Donde quiera que estés te deseo lo mejor aunque no fuera dentro de esta historia, no seremos, fuimos y quedamos en el incierto de si en otra vida, otro tiempo será....(como no venden vidas para ver que hubiéramos hecho con instantes irrecuperables)....



Nos tallamos mutuamente,
nuestros cuerpos fueron labrados,
esculpidos por cada
beso, abrazo ahí vertido.



LUNAZUL

5 comentarios:

Canto y vida. dijo...

Los recuerdos habitan en nuestras habitaciones internas, y algunos se apoderan de toda la vivienda, creo que estos últimos son los que cubren esa mirada azul. Pienso que ellos son una fuente maravillosa para la creación, sólo que a veces nos pueden entristecer...pero no permitas que te tumben, deja una habitación de tu alma vacía sólo para tí, que eres importante, como todos nosotros: recupera la alegría.
Bello y sentido texto.

Alafia dijo...

Nunca se olvida el amor vivido,
sentido, gozado...
deja su huella
aunque sea pasado,
y el recuerdo agridulce
nos envuelve.
El otoño es propicio a la nostalgia,
ánimo, querida,
a todos nos ha pasado
alguna que otra vez.

Damián Mictlantecuhtli dijo...

tu comentario sí que me llamó la atención...

me gusta tu nostalgia...
nos vemos

regresaré siempre.

Justy Walker dijo...

Fechas, horas, días... momentos... a veces algo que ocurrió hace décadas nos parece que ocurrió hace tan sólo unos instantes... para nuestra fortuna... o para nuestra desgracia...

Gracias por tu visita...

Besos

Esther dijo...

Historias que se van... ...pero, siempre puede haber una eterna, imperecedera... ...me gusta el que exista esa posibilidad, aunque a veces me parezca que es una posibilidad en extinción. Pero, esa posibilidad existe y aunque sea a cuenta gotas, el que pueda existir es lo más importante.

Sí, el tiempo pasa a una velocidad increíble ¿por qué tendrá tanta prisa?

Un saludito.