jueves, mayo 03, 2007


El vacío por ausencias es infinito,
absorbe, entume, corroe
el alma y más allá.

En este andar vamos
dejando caminos
con 4 huellas
y una mano vacía.

El recuerdo se alimenta
se nutre y conforma
de esas ausencias
pero el corazón se resiste
a aceptar eso como un final.

LUNAZUL

3 comentarios:

Bohemia dijo...

El corazón no entiende de finales, incluso cuando detiene su latido es capaz de volver a latir, incluso en otro pecho...

Besos

fgiucich dijo...

El corazón tiene una memoria infinita. Abrazos.

Construyendo Pasado dijo...

Entonces, que sería bueno para un buen olvido ??... que tan bueno sería que se nos diera una sustancia al final de lo que fue una encantandora relación (relación, la cual no solo puede ser amorosa) y nos permitíera llevar los momentos, pensamientos, y lunas vividas con aquella persona, atrás en un baúl que con sustancia de barniz se diluyan...!!

Dicen que el tiempo es el mejor remedio para olvidar !! ???....


Muchos éxitos...
Gracias por tu visita !